slider-1600x700_605311ea638bf.jpg

A algunos cultivadores les gusta tener un gran número de plantas en su tienda.

¿Cuántas plantas puedo cultivar en un metro cuadrado?

¿Cuántas plantas de cannabis por metro cuadrado?
 

A algunos cultivadores les gusta tener un gran número de plantas en su tienda. Aunque el rendimiento por planta puede ser bajo, el gran número de plantas puede compensarlo. Otros cultivadores prefieren el enfoque menos desordenado de un menor número de plantas en grandes contenedores, que puede producir un rendimiento equivalente. Los cultivadores más experimentados pueden considerar que ciertas técnicas de cultivo especializadas, como SOG, SCROG y LST, pueden permitirles obtener un rendimiento adicional de su tienda.

semillas marihuana , semillas de cannabis

 

A menudo, los cultivadores esperan encontrar un método de cultivo que optimice el rendimiento de su espacio de cultivo particular y maximice sus cosechas. Entonces, ¿cuál es exactamente la mejor manera de aprovechar el espacio de cultivo propio y cuántas plantas son óptimas por metro cuadrado?

¿Cuántas plantas puedo cultivar en un metro cuadrado?

La mayoría de los cultivadores cultivan entre 3 y 4 plantas por metro cuadrado. Pero si cultivas con el método SCROG (Screen of green) puede que solo necesites una o dos plantas. Los que utilizan el método SOG (Sea Of Green) podrían aspirar a tener 16 plantas en 4 filas de 4 contenedores. Depende en gran medida del tipo de semillas de cannabis que planees cultivar, de la potencia de tu iluminación, de tu método de cultivo preferido y de tu actitud hacia el entrenamiento de las plantas. Estos factores se analizarán en detalle más adelante.
 

Define el tamaño y la forma de tus macetas definitivas
 

El tamaño del contenedor de las plantas es importante en varios aspectos. Para los cultivadores de SCROG se prefieren los contenedores más grandes, ya que permiten cultivar plantas grandes con una red de raíces considerable que puede soportar una generosa producción de cogollos en la superficie. Para los cultivadores de SOG, los contenedores más pequeños permiten tener más plantas en el cuarto de cultivo. Los contenedores pequeños son adecuados para el modesto tamaño de la mayoría de las plantas SOG.

white-widowg.jpg

El tamaño de los contenedores de plantas es especialmente importante para los cultivadores de SOG. Si tus contenedores de plantas tienen un diámetro de 25 cm (redondos o cuadrados), solo podrán caber cuatro filas de cuatro plantas (16 en total) en un armario de cultivo de 100 cm x 100 cm (1 m x 1 m). Si utilizas contenedores de 20 cm de ancho, podrás colocar 25 plantas (5 filas de 5 plantas) en un espacio de cultivo de 1 m x 1 m.

 

La siguiente tabla es una guía aproximada del número de plantas que pueden caber en una tienda/espacio de cultivo de 1 m x 1 m para un tamaño determinado de contenedor. Ten en cuenta que la altura/anchura de las macetas puede variar. Esto significa que un contenedor de 10 litros puede ser muy ancho y poco profundo, o muy alto y estrecho. En la tabla se indican los números típicos de contenedores que pueden caber en una tienda de 1 m x 1 m.

 

Escoge las semillas de cannabis correctas para tu cuarto de cultivo
 

Solo porque puedas meter 25 plantas en tu tienda de 1 m x 1 m no significa necesariamente que sea la mejor idea o la solución adecuada para ti. A algunos cultivadores les resulta más fácil cultivar unas 3 o 4 plantas, que es un número más manejable. Otros, a los que no les importa llevar a cabo un poco el mantenimiento de SCROG, disfrutarán cultivando quizás una planta única y monstruosa. Las plantas sativa pueden crecer rápidamente con un estiramiento vertical significativo y no todas se adaptarán a una tienda de cultivo abarrotada. Las semillas de cannabis índica pueden dar lugar a plantas más cortas y robustas.

 

Algunas variedades son propensas a la ramificación lateral extensa, lo que podría ser conveniente para algunos cultivadores y no para otros. Las semillas de cannabis autoflorecientes, dependiendo de la genética, suelen producir plantas compactas y manejables. Pero algunas variedades autoflorecientes también pueden hacer un buen trabajo llenando un espacio de cultivo de 1 m x 1 m con una sola planta en un contenedor grande con condiciones optimizadas.

 

Recuerda también que el uso de técnicas de cultivo como SCROG puede permitir que las variedades sativa de fácil estiramiento encajen bien en un cuarto de cultivo de altura baja. La técnica de cultivo adecuada puede permitirte cultivar semillas de cannabis que de otro modo no se adaptarían a las condiciones/dimensiones de tu cuarto de cultivo personal.
 

Piensa en el tipo de luces y en los vatios de estas
 

Las siguientes tablas muestran una guía para la potencia lumínica aproximada de dos de las luces de cultivo más comunes, LED y HPS. Las HPS suelen ser la forma más asequible de montar un cultivo de interior. Una luz HPS básica de 600 W puede comprarse por unos (o menos) 75-100 €/£/$. Por supuesto, hay luces de alta y baja calidad disponibles en una amplia gama de opciones. Estas cifras son solo una guía de los tipos de luces HPS que utilizan los cultivadores típicos con cuartos de cultivo de diferentes tamaños.

* Ten en cuenta que en un espacio de 1 m x 1 m pueden caber físicamente más contenedores de los indicados. Pero las plantas resultantes también necesitan espacio para crecer. Por lo tanto, es posible que puedas meter más de dos/tres contenedores de 21 litros en tu tienda. Sin embargo, aquí habría poco espacio para el crecimiento de las plantas resultantes. Por eso, la cantidad de plantas en una tienda de 1 m x 1 m es solo una guía que depende mucho de tu genética, estilo de cultivo, luz, preferencias personales, etc.

spain1.png

En el caso de las luces LED de alta calidad, se pueden utilizar potencias ligeramente inferiores por metro cuadrado. Pero, al igual que con las HPS, hay que comprobar las recomendaciones de los fabricantes. Algunos fabricantes de LED se enorgullecen de tener los chips de mayor eficiencia. Otros utilizarán los LED más baratos con una potencia PPFD (intensidad luminosa) mucho menor. Por este motivo, las cifras de la tabla (abajo) son solo orientativas. Comprueba siempre las directrices de los fabricantes en cuanto a las alturas de suspensión de las luces LED. Éstas varían de un fabricante a otro dependiendo del diseño de la luz.

 

Hoy en día, la mayoría de los cultivadores caseros serios y muchos de los productores de cannabis con licencia insisten en las luces de cultivo LED, ya que son las que ofrecen los resultados de mayor calidad. Los niveles de THC (y otros cannabinoides) son notablemente superiores cuando las plantas se cultivan con LED en comparación con las HPS. La producción de calor del LED es menor, el espectro de luz es superior y el consumo de energía es menor gracias a la eficiencia inherentemente superior de la tecnología LED en comparación con la iluminación HPS envejecida.

spain.png
spain11.png

Luces led

Las potencias de luz LED utilizadas en la tabla (arriba) serían las adecuadas para plantas cultivadas a partir de semillas de cannabis feminizadas de fotoperiodo. Las plantas cultivadas a partir de semillas de cannabis autoflorecientes estarán bien con niveles de luz más bajos, ya que las automáticas suelen utilizar un horario de luz 20/4 (o similar). Con tantas horas de luz, las plantas autoflorecientes pueden sufrir quemaduras de luz/estrés lumínico por sobreexposición a luces de cultivo excesivamente potentes.
 

Evalúa que técnicas de entrenamiento se adecuan mejor a tu espacio de cultivo y a tus semillas de cannabis preferidas
 

Puedes elegir entre cultivar un número reducido de plantas de alto rendimiento o cultivar un mayor número de plantas, aunque el rendimiento medio por planta sea menor. Para muchos cultivadores la prioridad principal es un cultivo agradable con un método de cultivo que sea manejable, sin complicaciones y familiar. Para otros cultivadores, el rendimiento es lo más importante. Maximizar la producción de cogollos por metro cuadrado es el objetivo final, sin importar cuánta complicación requiera.

 

Algunos cultivadores tienen la experiencia que se necesita para cultivar con cualquier tipo de método de cultivo. Otros prefieren quedarse con las técnicas de cultivo que siempre les han funcionado mejor. Muchos cultivadores disfrutan de la sencillez de cultivar sus plantas de forma natural, sin ningún tipo de entrenamiento ni técnicas de control. Si eres un cultivador con menos experiencia casi nunca una mala idea cultivar tus plantas solo de forma natural, manteniendo un cuarto de cultivo simple.

spain111.png

SOG: de 9 a16 plantas por m2
 

Con un cultivo SOG las plantas tienden a ser cultivadas en pequeños contenedores que proporcionan suficiente espacio/nutrición para cultivar plantas de tamaño pequeño/medio con un crecimiento lateral limitado. Gran parte de la producción de cogollos SOG proviene de la floración principal. Cuando se cultivan semillas de cannabis feminizadas de fotoperiodo, lo único que se requiere normalmente es un corto período de crecimiento vegetativo (1-2 semanas).

 

El cultivo con el método SOG no se adapta a todo el mundo, y no todas las genéticas de cannabis se prestan al cultivo SOG. Puede ser complicado regar, por ejemplo, 16 plantas SOG en un espacio reducido de 1 m x 1 m. A algunos cultivadores tampoco les gusta la paranoia de tener un gran número de plantas. Pero para otros, el cultivo en SOG es predecible y sencillo. Muchos no cultivarían con ninguna otra técnica. Si estás interesado en el cultivo de cannabis con SOG, la siguiente reseña ofrece consejos y asesoramiento de expertos en profundidad.
 

Topping / FIM: de 2a 9 plantas por m2
 

Una forma de aumentar el crecimiento lateral de una planta de cannabis es cortar la punta o "fim" de la planta. Esto significa cortar la punta de crecimiento de la planta. La planta responde a la pérdida de su punto de crecimiento principal produciendo ramas laterales.

 

Con la poda apical (o topping), la punta principal es sustituida por dos vigorosas ramas laterales. Con la técnica "FIM", se espera producir algo más que dos ramas laterales, quizás 4 o 6. Aunque la técnica FIM es notoriamente difícil de dominar para muchos.

 

Una vez eliminada la punta de crecimiento apical (es decir, el "ápice") de la planta de cannabis, se reduce el crecimiento vertical y aumenta el crecimiento lateral. Las genéticas de cannabis que habrían producido plantas altas y delgadas producirán plantas más cortas y tupidas después de la poda. Para los cultivadores, esto puede significar que un espacio de cultivo de 1 m x 1 m podría llenarse con menos plantas. El tamaño del contenedor de las plantas, como siempre, desempeñará un papel importante a la hora de determinar el tamaño final de las plantas. También lo harán el tipo y la potencia de la luz de cultivo.

 

Una de las ventajas de hacer topping/FIM a tus plantas es que puedes producir una copa de la planta más plana y nivelada en la que más floraciones son equidistantes de la fuente de luz. Esto maximiza la eficiencia ya que un mayor número de flores puede prosperar en niveles de luz optimizados. Tanto si cultivas semillas de cannabis autoflorecientes como si lo haces con semillas feminizadas, puedes cultivar tus plantas con poda apical/FIM. Al cultivar tu cosecha con un menor número de plantas, la poda apical/FIM también puede ahorrarte dinero ya que puedes necesitar comprar menos semillas de cannabis en comparación con, por ejemplo, el cultivo SOG.

 

Para aquellos que tengan curiosidad por saber más sobre los pros y los contras de las plantas autoflorecientes, lo siguiente es una lectura esencial.

LST: de 1 a 4 plantas por m2
 

LST es la técnica de cultivo de cannabis con métodos de formación de bajo estrés, como atar las ramas con cuerda. A veces LST se combina con SCROG o la poda apical. El principio de LST es evitar que la floración principal se eleve sobre el resto de la planta, obligando a las ramas inferiores a aceptar intensidades de luz reducidas.

 

Al atar la floración principal, se consigue una copa más plana y uniforme en la que (en teoría) una mayor parte de las flores puede crecer en el punto óptico óptimo para maximizar los niveles de luz. El resultado para el cultivador puede ser un aumento significativo del rendimiento por planta y una mejor utilización del espacio de cultivo. La desventaja es que el cultivador tiene que tolerar una cierta cantidad de trabajo extra en el cuarto de cultivo. Puedes utilizar la técnica LST tanto si cultivas semillas autoflorecientes como semillas de cannabis feminizadas fotodependientes.

 

En un armario de cultivo de 1 m x 1 m puedes cultivar entre 1 y 4 plantas de cannabis con LST, dependiendo de aspectos como la genética, el periodo de crecimiento vegetativo, etc. Para una inmersión profunda a nivel de experto en LST, se recomienda la siguiente revisión.
 

SCROG: de 1 a 4 plantas por m2

SCROG (Screen of green) es otra técnica de cultivo de cannabis muy popular que utilizan muchos cultivadores para maximizar su rendimiento. Se recomienda el uso de una malla metálica de aproximadamente 5 cm. Se pueden adquirir en rollos u hojas en muchos comercios de construcción o centros de bricolaje y se pueden utilizar año tras año.

 

A medida que la planta crece, las ramas se entrelazan a través de la pantalla o se sujetan a ella con bridas. Se crea una copa plana y densa que garantiza que todas las flores sean equidistantes de la luz de cultivo en niveles de intensidad luminosa optimizados. El resultado puede ser un gran aumento del rendimiento de tu armario, especialmente cuando se utilizan semillas de cannabis de alta producción.

 

Algunos SCROG crecen en una pantalla plana. Otros utilizan una pantalla SCROG "estadio" en la que los lados de la pantalla se elevan hacia arriba. Los cultivos en estadio son populares entre los cultivadores que utilizan una potente fuente de luz puntual (como una HPS de 1000 W). Los lados elevados de la pantalla permiten que las flores de los bordes reciban su cuota de luz.

 

El único inconveniente del método SCROG es que requiere una cierta planificación con un pequeño mantenimiento diario. Sin embargo, muchos especialistas en SCROG dirían que una vez que se adquiere una rutina, el SCROG es realmente fácil y sencillo. ¡A continuación, encontrarás la guía de SCROG de Dutch Passion repleta de detalles útiles y consejos prácticos de un auténtico maestro del SCROG!

 

SCROG y SOG son dos de las técnicas de cultivo más comunes utilizadas por quienes pretenden maximizar el rendimiento de su espacio de cultivo. Ambas técnicas dan buenos resultados a pesar de tener diferentes enfoques en cuanto al número de plantas, el tamaño de los contenedores y la duración del periodo de crecimiento vegetativo. Si quieres revisar una comparación en profundidad de SOG frente a SCROG, la siguiente guía es una lectura útil.
 

Main-lining: de 1 a 4 plantas por m2

Main-lining es un tipo de técnica híbrida de cultivo de cannabis que combina los principios de la poda apical, SCROG, lollipopping (eliminación de las ramas inferiores) y LST. Las plantas de cannabis suelen desmocharse alrededor del tercer nudo y se eliminan las ramas inferiores.

 

Las plantas pueden ser podadas una segunda o incluso una tercera vez para producir múltiples colas y un dosel plano de flores. Si se hace bien, esto puede llenar rápidamente el espacio de cultivo, dependiendo del número de colas, el tamaño de las macetas, la luz de cultivo, etc. Si estás cultivando en un espacio de 1 m x 1 m, puede que solo quieras poner de 1 a 4 plantas principales. Cuando se cultivan semillas de cannabis feminizadas con fotoperiodo, los largos periodos de crecimiento vegetativo pueden producir grandes plantas que pueden llenar rápidamente el espacio de cultivo.

 

Los detractores del main-lining argumentan que es un método de cultivo de cannabis algo más sofisticado y engorroso, que requiere esfuerzo y que puede no ser adecuado para los cultivadores menos experimentados. Pero si te gusta ver el proceso de floración y aprecias ver muchas flores de cannabis, el main-lining podría ser para ti.

En cannabis, menos puede ser más

No hay reglas firmes sobre el "mejor" número de plantas que se pueden cultivar en un armario/espacio de cultivo de 1 m x 1 m. Con tantos enfoques diferentes para el cultivo de cannabis (y tantos tipos diferentes de semillas de cannabis) debería estar claro que hay diferentes técnicas de cultivo disponibles según las preferencias y el estilo del cultivador. Los cultivadores más experimentados pueden sentirse bastante cómodos con todas las técnicas comentadas. Muchos cultivadores experimentados cambian entre los diferentes métodos de cultivo según la genética que estén cultivando.

 

Algunas personas se adaptan rápidamente a las nuevas exigencias de, por ejemplo, el cuidado de un gran número de plantas SOG apretujadas en un espacio reducido. A otros les puede parecer una carga y una experiencia de cultivo poco agradable.

A los cultivadores menos experimentados se les recuerda que cuando se trata de cultivar menos es más. Mantener las cosas sencillas, con menos plantas que cuidar y un espacio de cultivo menos reducido, puede ser una receta ganadora para los cultivadores más nuevos, que les permite ganar confianza y experiencia antes de abordar métodos más complicados. Esto puede permitir un mejor control y unas condiciones más manejables, especialmente para aquellos que antes solo han cultivado un par de veces.

 

Los nuevos cultivadores de cannabis con un espacio de cultivo de 1 m x 1 m pueden encontrar que el enfoque más fácil es cultivar 3 o 4 autoflorecientes en, por ejemplo, sacos de cultivo de 20 litros de tierra orgánica sin ninguna técnica de cultivo, permitiendo que las autos crezcan de forma natural. Utiliza nutrientes orgánicos de liberación lenta, como los de BioTabs, y puede que solo tengas que añadir agua a lo largo del cultivo, para que este sea lo más sencillo posible. Los cultivadores más experimentados no se preocuparán de montar un cultivo SCROG o de realizar algún LST.

 

Conoce tus propias habilidades y limitaciones y fíjate objetivos realistas hasta que adquieras experiencia. Gran parte de esta reseña ha tratado formas de maximizar los rendimientos, pero recuerda también que para muchos cultivadores autosuficientes la calidad es igual de importante, o incluso más. ¡Compra las semillas de cannabis de mejor calidad que puedas conseguir y disfruta de tu próximo cultivo!